El pasado sábado 26 de Septiembre finalizó la 63 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, una edición, según el público y la crítica, con un nivel de películas en sección oficial algo inferior a anteriores convocatorias. Aún así se ha superado el número de espectadores, e incluso la dirección del festival ha llenado todos los hoteles de la ciudad debido al gran número de invitados que han asistido.

Respecto al palmarés oficial, este año no había una clara favorita, por lo que la entrega de premios no generó demasiada controversia. Uno de los premios más aclamados tanto por el público como por la crítica ha sido la concha de plata al mejor actor, que se concedió ex aequo a Ricardo Darín y Javier Cámara, protagonistas de Truman, una película que agradó a todos los asistentes gracias a la gran actuación de ambos actores que transmitieron una naturalidad y una amistad dignas de admiración.

Javier Cámara y Ricardo Darín con la Concha de Plata ex aequo al mejor Actor

Javier Cámara y Ricardo Darín con la Concha de Plata ex aequo al mejor Actor

La concha de oro a la mejor película fue para Sparrows, una coproducción islandesa, danesa y croata, que generó cierto debate debido a su gran número tanto de seguidores como de detractores.

Otra de las películas galardonadas ha sido Evolution, una película, según palabras de la propia directora, con un “ritmo contemplativo y lento, que no tiene mensaje sino que son básicamente sensaciones y emociones”. Consigue su objetivo gracias a una original fotografía y una ambientación muy cuidada, lo que le ha brindado el Premio especial del jurado, y el Premio del jurado a la mejor fotografía.

La concha de plata a la mejor actriz fue para Yordanka Ariosa, actriz de «El rey de la habana», una película que relata una dura historia de supervivencia de un joven en la cuba de los 90, en la que la actriz juega un papel esencial.

Yordanka Ariosa: Concha de Plata

Yordanka Ariosa con la Concha de Plata a la mejor Actriz

Respecto al panorama nacional, esta edición ha estado marcada por el estreno de varias películas españolas. Una de las más esperadas, aunque fuera de concurso, fue el preestreno mundial de Regression, la última película de Alejandro Amenabar, que no ha obtenido muy buenas críticas, quizá por las altas expectativas generadas.

Otro estreno español ha sido el de la película Mi gran noche, de Alex de la Iglesia, al que acudió un gran número de actores y actrices españoles a presentar la película, lo que atrajo a multitud de fans y generó un animado ambiente alrededor del estreno.

Otra película que se estrenó en la sección oficial y que ha sido galardonada con el Premio Irizar al cine vasco ha sido Amama, de Asier Altuna, cuya anterior película, Loreak, acaba de ser seleccionada para representar a España en la carrera por el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

Amama: Premio Irizar al cine vasco

Equipo de Amama recibiendo el premio Irizar al cine vasco

En la sección Zabaltegui se estrenó La Novia, un homenaje a los textos de Lorca, con un marcado verso y una estética muy original que recibió una gran cantidad de aplausos en su primera proyección, a la que acudieron numerosas personas del equipo de la película.

Las estrellas internacionales también han pasado por la alfombra roja del festival. Los primeros en llegar fueron Benicio del Toro y Emily Blunt para presentar Sicario en la sección de Perlas, y Tim Roth que acudió para presentar dos películas de la sección Horizontes Latinos, 600 millas y Chronic. Una de las estrellas más importantes de esta edición ha sido Emily Watson, ya que se le galardonó con el Premio Donostia a su trayectoria profesional.

En la sección oficial también se presentaron varias películas con grandes invitados internacionales, como Ellen Page, actriz de Freeheld, una película sobre la enfermedad y el amor, cuyo principal punto fuerte ha sido la gran interpretación de sus dos actrices protagonistas, o Tom hiddleston, Sienna miller y Luke Evans, que acudieron a presentar High Rise.

Ellen Page presentando Freeheld

Ellen Page durante la rueda de prensa de la película Freeheld, que protagonizaba junto con Julianne Moore

 

El próximo año, 2016, Donostia será capital europea de la cultura, lo que augura sorpresas y genera muchas expectativas en la próxima edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.